lunes, 11 de abril de 2011


Semana de la Poesía 2011. Todos los autores

“Ha sido posible y contiene sólo imposibles”
(Macedonio Fernández)


Autores de la Semana de la Poesía 2011: Mariano Arrieta, Yoe Santos, Juan Carlos Viale, Adriana Lamela, Sandra Martínez, Ester Pallero, Albin Lainez, Manuela Blanco, Horacio Ponce, Alcira Moreno, Germán Plá, Nicolás Cornador, María Belén Castiglione, Sergio Massarotto, Isidro Frescino, Margarita Dimartino de Paoli, Víctor Fernández Cendón, Eduardo Fernández, Norma Álvarez, Dario Fernández, Raúl Valobra, Tomás Riva, Claudia Colombo, Juan Manuel Rizzi, Susana Frasseren, Haydée Reartes, Pamela Belén Gómez, Giuliana Camarda.

En http://laradiodelabiblioteca.blogspot.com/ , también: Nina Sabino, Elba Gómez y Elda Parra (de narradores sociales), leyeron a: Sandra Martínez, Giuliana Camarda y Ester Pallero, respectivamente. Luego Susana Gutiérrez Calderón (Monte Grande), Eduardo Fernández, Dorita, Tomás Riva, Isidro Frescino, Haydée Reartes, Luis Molfese, Renzo De Tellería leyó a Yoe Santos (República Dominicana), Pamela Belén Gómez, Claudia Colombo, Néstor Mori, Alcira Moreno, Germán Plá y Mariano Arrieta.


Un agradecimiento especial a Marta Mazzilli, que desde su taller literario en Monte Grande con 20 años de trayectoria, difundió el evento a alumnos y ex alumnos.



CLIENTES, CUENTA CORRIENTE,

PLAZO FIJO, CAJA DE AHORRO, PRÉSTAMO… [Es increíble cómo se están demorando con ese tipo…]

CLIENTES, CUENTA CORRIENTE, PLAZO FIJO, CAJA DE AHORRO, PRÉSTAMO… [El aire acondicionado es una bendición, el asfalto debe estar ardiendo afuera.]
CLIENTES, CUENTA CORRIENTE, PLAZO FIJO, CAJA DE AHORRO, PRÉSTAMO. BANCO… [¿Western? Algo de Western es, hace algunos años lo podría haber leído sin problemas.]

En la otra fila no había algo que realmente le llamara la atención, pero a esas alturas lo único a lo que realmente le prestaría atención sería a alguna chica hermosa. Esperaba alguna empleada nueva. En ese momento vio que detrás del cartel de LYDIA A. IRIGOYEN no estaba LYDIA A. IRIGOYEN. Pero esa chica ataviada en ropaje formal era en ese momento LYDIA A. IRIGOYEN. Ya había pensado en sacarle al cajero de al lado el cartel de JOSÉ N. GARCÍA, para transformarlo en CLOTILDE A. SUÁREZ o en JUAN D. PERÓN. Ya por otra caja habían pasado DIEGO A. MARADONA, JOHN W. LENNON y un tal CÉSAR RUBIO. CLIENTES, CUENTA CORRIENTE…

[El calor entra igual. Es una lástima que los abanicos hayan pasado de moda. En realidad es una verdadera tragedia. Suerte que están los folletos del banco.]
Y no quería pensar en cuánto tiempo iba a tener que seguir parada junto a la ventana con el sol en la cara.

[Uno se impacienta y los putea, pero lo que debe ser estar parado ahí atrás andá a saber cuántas horas. Es una suerte estar acodado en los paneles estos. Falta una cerveza, pero igual no se puede fumar, así que la cosa queda incompleta. Aunque tiene su lado positivo, ya que en esa espera el lugar puede transformarse en una nube en cuestión de segundos. Pobres los de la otra cola, que tienen que descansar el peso del cuerpo en las rodillas, en las caderas, en sus rodillas y sus talones y sus caderas…]

Una anciana fue atendida. Había unas de mujeres que se abanicaban. Un par de criaturitas se sacaban las sandalias, sólo para corretear un poco por ahí, para que su madre renegando se las pusiera otra vez, con la resignación de no poder dejarlos descalzos y de no poder hacer un papelón y de no pueden hacer lo que quieren y de que solo se las ponía para que se las sacaran otra vez.
[No sé por qué se abanican, si no hace calor acá…]

[Parece un montón de cenizas con una sonrisa roja…]

CLIENTES, CUENTA CORRIENTE, PLAZO FIJO, CAJA DE AHORRO, PRÉSTAMO… Se preguntaba cuánto duraría la espera, cuánto duraría ese cartel en la caja, y cuánto faltaría para que la nueva y hermosa Lydia sea igual a su antecesora.

CLIENTES, CUENTA CORRIENTE, PLAZO FIJO, CAJA DE AHORRO, PRÉSTAMO…
“El que sigue.”

Mariano Arrieta
(Cañuelas)




CÁNTICOS DE AMOR SILENTE ENTRE BALCONES Y EL FUEGO EN EL ESMALTE Y LA MIRADA

Quién lleva, entre tú y yo,
a esta hora el rol de vanguardia,
las trompetas del éxtasis
o la lluvia tras los párpados,
cuando sólo la memoria sobrevuela,
en un loco mensaje: quiero verte!?
Esta semana de poesía,
de teatros
y bombardeos pacificadores
de manifestaciones callejeras en el planeta,
con la flor de no a la guerra,
no a la dictadura
y no a la rapiña...
sin embargo,
no todo está perdido,
algunos casi perdemos
un padre o una madre,
esta misma semana,
pero en los lagos,
en los bosques
donde se entreteje al paisaje tu risa...
florecen más allá del miedo
o la rabia,
más allá de la impotencia
o las heridas en el alma...
los estremecimientos sin velos
en una mirada como brújula
del esmalte en tus pies
o el vuelo rasante,
en la intersección de la cocina,
donde te apoderas
sin piedad ni permiso
de tu máquina de besos,
como un susurro,
como aleteo de pájaro
que no quiere nidos de estación
sino la paz y la eternidad
de los amaneceres desarmados
cuando los cuerpos
no son otra cosa u otra casa,
que el frasco de formol
que nos mantiene viva la ternura...
casi siempre a la espera de una autorización,
del restañar de una herida,
más allá de los sentidos o los instintos
para extendiendo las manos
al tiempo de cerrar los ojos
desvanecernos en las horas
de ensaladas temáticas
como dos gourmets, capaces de huir
tanto de las violencias,
del tedio,
del temor,
como del aburrimiento
atrapados
en la noche de un pub
como niños o viejos sibaritas,
que decidieron mirar la vida
más allá del terciopelo,
como obreros de la palabra
y generadores del bálsamo
de un encuentro casual
a media mañana,
luego que el almuerzo enfría
pues el autobus,
sin consentimiento de nadie
se hizo las más de las veces,
taquicardia,
camello,
alas,
sordina de solo en el jazz
o sencillamente,
viaje en mecedoras y balcones,
donde con más miedo
que vergüenza
fuimos desvistiendo uno a uno,
nuestros sueños
hablando de cabalgatas pasadas,
dolores del alma,
los padres idos
los hijos o los nietos recién llegados,
mientras una llovizna,
nos recorría
en silencio los sentidos...
jornadas de cacería
para los sueños,
tiempo de promesas y cosechas
del largo experticio de las soledades,
encumbrados en balcones
como dos dioses insomnes,
avasallados por los silencios,
los temores, la ignorancia y las dudas,
incapaces de mover un dedo,
para el florecimiento del milagro
que como látigo demandaban
los ojos y las horas...
asaltar la línea prohibida
o perecer para siempre
en el desierto de los sentidos
o las miserias corporales,

Tú y yo somos,
sin saberlo quizás,
los desconocidos perpetuos
o la manivela para mover la palanca,
vistos todos nuestros experimentos,
errores de cálculo,
de interpretación,
el fisgoneo de los segundos
en los dedos que se entrelazan
cuando la frontera de las palabras
parece ser lo menos saludable,
para abrirse a la conquista
nocturna de una ciudad,
de una mesa
o el pañuelo para enjugar
los próximos tres o cuatro siglos,
el llanto, que brota
de la puntada equivocada en una
máquina de coser,
donde todas tus alegrías,
se exilan,
para no ser víctima
de fuego cruzado
de miradas y besos...
el que sólo sabe esperar...
por la vida,
y por tu vida, espera
con mas alegría y fiesta
que de no haber
dado don tu santo y seña,
entre todos los cuerpos y almas
enmascaradas,
con que vivimos los carnavales
24/7, en nuestros tiempos...

UN alma
armada con tus ojos y tus dedos,
me ha liberado
por siempre,
de la tristeza y la duda.

27 marzo de 2011

Yoe F. Santos
(De Concepción de la Vega, República Dominicana)




EL NUEVO DÍA...

Amanece:
milagro, despertar, satisfacción, reencuentro,
luz, desafíos, imprevistos, tiempo…

Un nuevo día asoma
su luz despierta mis sentidos,
y me reencuentro otra vez con los tesoros
que me han tocado por lo hecho y lo vivido.

Amanece:
milagro, despertar, satisfacción, reencuentro,
luz, desafíos, imprevistos, tiempo…

Un nuevo día asoma
el milagro que renueva los latidos,
alerta por desafíos e imprevistos,
satisfecho por el descanso permitido.

Amanece:
milagro, despertar, satisfacción, reencuentro,
luz, desafíos, imprevistos, tiempo…

Un nuevo día asoma
su luz despierta mis sentidos,
he dejado tiempo viejo invertido,
necesito tiempo nuevo y vivirlo.

Amanece:
milagro, despertar, satisfacción, reencuentro,
luz, desafíos, imprevistos, tiempo…

Juan Carlos Viale
-Poema y fotografía-
(Cañuelas)




SOBRE EL VACÍO DE LAS COSAS

La gaviota extraviada
en un espejismo de mar,
abre sus alas,
yerta,
sobre el vacío de las cosas.

(Armando Rubio)


Se abren los postigos
Se multiplican.
se retuercen los espacios oscuros
y la luz no escarmienta. Regurgita el alba con un grito
Se incrusta entre las grietas; punzantes partículas de polvo luminoso

y retorna exterior llevándose los restos de mí misma pasajeros del aire:
me encuentro a solas con la nada; su dentadura es tan perfecta
que desfigura la indefensa armonía de las sombras
con la destreza impecable de un alfarero.
Se me hace tan difícil entender el cuchicheo voraz de las almohadas.

Tan pulcra es la imaginación de quien pare los ocasos
que no hay silencio que resista la audacia umbilical
de retorcer los versos hasta que escurra gota a gota la ilusión.
Vuela
zigzaguea

serendipias
que se enquistan entre las alas
y la ruta el polvo luminoso las grietas el sueño
sangre, bilis negra, bilis amarilla y flema y una hipocrática urgencia
de resguardarse piedra
de amortiguarse hoja
aislarse
desleírse

inmolarse en el espejo
y retornar al nido
solas
mi luz
y yo.-

Adriana Lamela
(Neuquén)




CONTINUIDAD DE IMÁGENES

Renunciar. Enfrentar. Arriesgar/se.
Desistir al encanto.
Abdicar a mi deseo.
Retroceder el tiempo.

Denegar un tiempo.
Privar/se.
Preferir.
Optar.
Proclamar.
Pronunciar/se.
Afrontar.
Desafiar.
Atrever/se.
Insolentar/se.

Rebelión de palabras.
Asociaciones lícitas e ilícitas.
Implícitas y Tácitas.

Mi voz pierde su intensidad,
se desluce, se silencia. Es silenciada.
Cesa de hablar.
Cesa de llorar.
Cesa de gritar.
¿Por qué abstenerse?
Por qué omitir, enmudecer,
reservar, guardar para sí.
Por qué. Por qué. Por qué.

Silenciar mi alma desgarrada.
Amordazar mi garganta entre cuerdas ardientes, sangrantes, fervientes.
Acallar.
Aplacar.
Aquietar.

Matar con humo blanco el polvo que desdibuja el paisaje;
Suavizar con miel la dulce hiel de tus heridas
engendradas en mí;
Bañar con sal la aspereza de tus abandonos, de tus engaños.
Porque los hubo, ¿no?

Quizás sea, entonces, el momento de soltar.
De alivianar. De mitigar -no cura, pero alivia-
De viajar ligera de equipajes.
De dar salida/ cabida/ ida.
Desenlazar. Soltar lo que está atado.
Dar libertad.
Desasir.

Quizás sea el momento de no callar,
de inventarse una vez más.

Provocar/me.
Legitimar/me.
Concebir/me.

Sandra L. Martínez
(Capital Federal)




LOS PÁJAROS

Los pájaros azules
deambulan por las noches,
rescatan los silencios,
dominan emociones.
Los pájaros del tiempo,
sobrevuelan los campos
en círculos continuos,
sobre el oro del trigo,
sobre el misterio intacto.
Sobre la nube incierta
que se desata en lágrimas.
Por los álamos altos
y quejumbrosos,
que con la brisa leve,
convierte ya sus hojas,
en cántaros de plata.
Vuelan sobre la aurora,
sobre el arco iris
de la cascada en llamas.
Vuelan sobre la glicina
desmayada en el cerco
cubriendo la ventana.
Vuelan sobre tus ojos
plagados de nostalgia.
Y se van como vienen...
Volando por tus ansias.

Ester Pallero
(Monte Grande)




ORACIÓN AL CAMBIO

Descansa tu gesto entre
mi aliento, pues seré noche
para cubrirte, y viento que
despeina las sortijas de tu
cabellera. Suavizaré la tensa
búsqueda de conquistas
por orbes desoladas,
con los favores de mi caricia.

Para olvidar tanta arenga
y controles de ingreso,
tu cabeza vaciaré, suavemente,
en los cuencos del poema.

Ya sé cómo tocarte
para que remita el dolor,
y que el arte acentúe tu
rebeldía, venciendo lejanas
obediencias, incluida la
adicción al progreso. Ven,
sienta tu apariencia extraviada
en la hamaca de mi pecho,
para mecerte al compás, tomando
distancia de propuestas sin luz. Mientras,
el rocío volverá a bañarnos. Igual
a cuando éramos pequeños,
llenos de brío y virtud.

Ven, escúdate en el auxilio
que te ofrezco, entonces verás
que puede haber templanza aún
tras el exilio, al que más temprano
que tarde somos arrojados
sin chance de resarcimiento.

Albin Lainez
(Monte Grande)
http://arlane-simbionte.blogspot.com/




LA CRUZ DEL CRUCIFICADO

Aún estás ahí, Jesús
aún llevas cargando tu Cruz
en los ojos tristes de ese niño hambriento
en los pies descalzos y vestidos de harapos
de aquel otro que pide, tendiendo su mano...
En ese bebé que llora
temblando de frío
porque su madre
no quiso cargarlo
cuando al mundo vino,
lo dejó tirado...en cualquier baldío...
Y lo que es peor
en "el no nacido"
a quien le negaron
llegar a la vida,
porque la destruyeron
en el mismo vientre
de su madre
quien quizás "no sabía lo que hacía"
porque nadie supo, enseñarle antes
"el derecho a la vida"
que su hijo tenía...
pero aquellos jueces y legisladores
ellos "si sabían que estaban haciendo"
clavando de nuevo
los clavos al Jesús del Madero

Aún estás ahí,
Oh Jesús doliente
en la miseria de los marginados,
en las injusticias,
en el abandono, en falsas promesas,
en los olvidados...
En los habitantes
de aquellas provincias
que ya no tienen nada...
ni fe, ni esperanza,
pues es que a sus ranchos
la salud no llega,
ni los alimentos que los fortalezcan
sin agua, sin vivienda digna...
tan solo tristeza,
de ser olvidados...
pues ya no pueden
construir sus sueños
y reclamar lo suyo,
que por propio derecho
les debe el Estado...

Aún estás ahí, Jesús Nazareno
en la cruz del miedo,
de las amenazas,
en la cruz del olvido
o de la traición...
de los sin esperanza,
de los enfermos del Alma,
de los que ya perdieron
acaso la Fe.-

Ahí está tu Cruz
en las bombas, en los masacrados
de destrucción y muerte
de guerras y atentados...
En los afligidos
y hoy destruidos por las adicciones
y el mal que provoca
esas perdiciones...

En los pobres niños,
que son maltratados,
en trabajos duros
o son abusados
y ser sus cuerpitos
sexualmente usados
para dar dinero
a los poderosos
y ellos ultrajados...

Aún estás ahí...
como hace dos mil años...
En esos ancianos,
que hoy ya no tienen
una familia
que los cuide o proteja
y sus enfermedades
no son asistidas
sus pobres salarios
de muchos, desidia...

Por qué no entonces
A Jesús Crucificado
hoy no le ayudamos
a cargar su cruz...
cual un Cireneo
para nuestros hermanos,
quienes hayan perdido
la esperanza y Fe
y ser para ellos
quienes le llevemos
la Palabra, el aliento
para que de nuevo crean
Crean en la Vida,
crean en el Amor
y así ellos comprendan
que sólo a través de Cristo
y de su Pasión,
es que lograremos
para todos y juntos
para el mundo entero
nuestra Salvación...
simplemente solo a través del Hijo,
que nos da su Misericordia,
y su Gran Amor....

Marzo 30 de 2010 (Martes Santo)

© Manuela Blanco (Cañuelas)



A JOHN

Sentado en tu piano
convertiste sueños en melodías,
imaginaste todo lo bueno.
Tu mono y vos soñaron, nos dieron ilusiones,
y este mundo mal agradecido,
se encargó de robarnos.

Nos mostraste que todo es posible
y que el “amor es real”,
que sólo hay que “jugar con la mente”,
“hermoso muchacho” de Liverpool.
Yo sé que el sueño no terminó,
no puede terminar, jamás lo hará.

Ahora eres “libre como un pájaro,
porque tú estás “en el poder de la gente”.
Siempre “contamos contigo”,
“imaginamos” algo nuevo.
Le “daremos una oportunidad a la paz”.
Tú estás entre nosotros…
Tú no has muerto, solo “creemos en ti”.
El sueño no terminó, ha comenzado,
gracias a ti, John.

*Lo que está entre comillas son títulos de temas pertenecientes a John Winston Lennon (1940-1980)

Armando Horacio Ponce
(Cañuelas)



PARA LOS JÓVENES DE HOY

La meta y los proyectos
Son sueño de todo joven
Protejamos los pimpollos
Ayudando a crecer flores.

Tratándolos con cariño
Sin castigo ni maltrato
Abriéndoles el camino
Sin buscar el estrellato.

Respetémosles la música
Dejando que canten y bailen
Si están dentro de un orden
Y no hacen mal a nadie.

No critiquemos el pelo
Ni el tatuaje ni el arito
El hábito no hace mal al monje
Si está el corazón sanito.

Existentes estos peligros
Como las drogas y el SIDA
Esto no podrá tocarlos
Si vuestro cuerpo se cuida.

El estudio está muy bien
Deben tenerlo sin pausa
Dejándolos elegir
Felices encontrar la causa.

Escuchemos su razón
Sus ideas y opinión
Tienen la libertad
Igual en su favor.

No marginen el amigo
De otra condición sexual
Si esa es su naturaleza
No habremos de marginar.

Enseñémosle que el mundo
Es para el blanco y el negro
Para todo credo o rezo
Que pisen en este suelo.

No olviden las tradiciones
Ni nuestros antepasados
No fueron dioses perfectos
Pero mucho han dejado.

A ti niño te escribo
Adorada juventud
Que florezca tu destino
Con incandescente luz.

Sos lo puro del presente
Esperanza del mañana:
No podremos ver tu futuro
Si en ti no sembramos nada.

Esta es mi humilde opinión
Espero que me interpreten
Respetándolos a ellos
Hace que ellos nos respeten.

Alcira Moreno
(Cañuelas)



II

Lluvias de mayo noches de entierro
Sueño con aquello que no haré luego
Dios es el sátrapa de las vírgenes
Tesis, contratesis y nihilismo…
¿Qué es de su vida don Cordura?
Insensata, los curas no se casan
Puta barata de los barrios porteños
Ayer hablé contigo tía, entre sueños
La vida es mala palabra
La muerte me espera en errata
La rima mata sanata
¡Hola, ninfa de las pampas!
El hoy es un ahora que fue
No sé, de veras me matas
Tesis, contratesis… ¿la vida es epistemología?
Amalaya la rima con haya
Adiós por hoy y a Dios por siempre
¡Salve María Kodama!

Germán Plá

(Cañuelas: Taller literario de la biblioteca, ¿lo escribió después de la charla sobre Surrealismo?)



CUADRO-ESPEJO

Cuadros cuadrantes de confusión
tan estructurada en lo rebuscado
Me llevan me vuelven me sopesan
me ponderan la caca de la cabeza
Me identifico en lo loco, el coco me late
brota verdad en venas antes sumisas a control.
Masa amasada a troche y moche, pero
che, date cuenta, crea creando frutos
aunque aburridos te espejen en algarabía
no burlona, se ríen de ellos,
amparados en insensatez insulsa, sosa,
como caldo de mi nona ya desvencijada,
el hada latente bulle en sus ojos;
pero la sana tana, atrancada en tonos maltrechos
de insubordinación para señores que tienen
la gramática en alta gama, confusa, idiota,
total, no te escucha ni el loro.

En fin, mira el paisaje, pasaje a tus tontas
coincidencias en que lo que otro vivió,
se entrecruza en un planteo trillado,
pero necesario, no para sopeseo
de errantes ojos, sino no tampoco
me tocó en la rúa una carta
con tema en común, con mucho exagero,
pero justo justificado el tinte
travestido en tristes banales
bandoneones tramoyados.

El espejo en mis hojas desde mis ojos,
pero también con truncados sueños
editados edificados en sutil Dios presente
que aunque queso huele feo,
feo si no lo comes, te va a ir yendo lento,
lerdo, torpe.

Busca cocos y abrilos en desafío latente,
punzante para débil arcaico.
Ya vos maduro entendés que el cuadro
te ayuda a mirarte sin harto al espejo.

Diciembre 2010

Nicolás Cornador

(Cañuelas: trabajo en el taller literario de la biblioteca con pleonasmos y cacofonías, luego de lectura del libro “En la masmédula” de Oliverio Girondo).



ÓLEOS DESOLADOS

Como un mármol helado,
tus pies cristalizan mi método.
Nebulosas de plata trasladan la fiebre constante
marchitando la lábil,
pedregosa y gris materia
asidua del fin,
fagocita inconscientes
ambiguos,
racionales.

Piensas que tu presencia rompe obstáculos
diseca el dolor constante

Así nuestro conflicto estalla
la rueda rutinaria del ser
ve,
instintivamente la bella y borrosa luz del amanecer
tiembla…

Espectro
cuadro figurativo
refleja espejismos
de la esencia anhelada del fin espectador
quien distrae dejando
óleos desolados
en lienzo carcomido
por miradas impacientes.

María Belén Castiglione

Por mail la autora nos escribió: "Hola! Soy de Bernal, partido de Quilmes. Tengo 19 años y voy al taller literario de la Biblioteca Mariano Moreno de Bernal desde los 10. Tengo muchísima familia en Cañuelas y voy bastante seguido. El domingo pasado fui a la fiesta del Centro Vasco que se hizo en La Rural con motivo del Día de la Patria Vasca y de paso nos quedamos a ver el recital de León Gieco".



ODA AL CADETE

Caminé mil quinientos días con un bolso cruzado.
Ya no sé si soy la carne sedienta o el mismo bolso,
no sé si el yo se predica de mis pasos,
o de la tira cruzada sobre el lomo.

A veces las paredes tienden a comerme.
Ellas saben perfectamente
quién soy yo, mi identidad y mis límites.
Posan así sus dientes los edificios,
se inclinan sobre el yo que yo no veo,
me asustan, leves; sólo eso.

Otras, me protejen.
Me saben perseguido.
Entonces esquinas, bancos, calles sucias,
hacen un viento;
los papeles remolinos,
se convierten en refugios, me ocultan
apartan el cuerpo y lo mío,
remolinos papeles, urbe turbia.

Yo no sé si se predica de mí
o mi bolso predica yo,
yo no sé,
si el yo está ahí, en los pies
o al andar, un día más y van
mil quinientos uno y seiscientos más.
Yo no se si soy esta estela que dejo
pero no veo, o si soy
la misma tela del bolso también mismo, mío
en el hombro.
El espacio se abre, habrá pasos
más y más…

2010

Sergio Massarotto
(Buenos Aires/ Cañuelas)



LOS LEONES

Y allí van los perdidos caminando lento
Con sus columnas en curvas
Empujándolos al suelo
Ahí van los perdidos
Veo sus siluetas
Cargando
Con bolsas y carros
Con cientos de perros
Que adoran sus manos
Ahí van los perdidos con guantes en el cuerpo
Por el invierno en los muros
Rebotando hasta sus bocas
Van
Son morochos
Tienen los ojos pequeños
Con noches sin dormir
Con los codos ásperos por morir en las calles
Llevan marcas de cables
Debajo del sol
Se acomodan el pelo con la mano derecha
Allí andan
Los reclutas
Los demás
El resto
Sus tobillos flacos suspendiendo sus cuerpos
Allí respiran
Con gargantas resquebrajadas
Tosen desde los rincones
Sus toses débiles
Sus silenciosas palabras
Se oyen llegando desde la oscuridad
Desde debajo de unos árboles
Con un fuego encendido
Para calmar sus brazos
Para domar la vida
Cuentan sus palabras
Y se escuchan
Y se comparten la miseria
Y se ofrecen lo que llevan
Y así pasa el tiempo
Son unas cuantas horas hasta
La mañana
Allí descansan
En amistad
En compañía
Se reconocen las arrugas
Que se han marcado en su frente
Son dos pobres que están allí
Encontrándose
Tienen el mismo olor a la calle
Apestan por los días
Sin bañarse
Les rebalsa el olor
Que rebota en los perfumes
Que no se unen a ellos
A las personas con dinero
Y autos lustrados como espejos
Los pobres que allí van
No llevan nada
Más grande que las frazadas
Que arrastran en las calles
Como livianas condenas
Están allí sin más
Sus hijos corren por las calles
Y juegan con el mundo
Y sus manos están roñosas
Y sus remeras son trapos viejos
Y se vuelven fuertes
Como unos leones
Y llevan en sus ojos un brillo
Como el alma de cien hombres
Las calles los lastimarán
Las construcciones crecerán
Y los empujarán
A los huecos olvidados
Sangrarán sus hombros y sus espaldas
Llorarán
Hasta dejar de llorar
Arderá en sus manos
El sol en el cemento
Permanecerán callados
Noches enteras
Noches frías
Mirando los autos que pasan
Las luces que se apagan en las ventanas
De los edificios
Oscuros
Lejanos y gigantes
Mientras el viento zumba
Vivirán las noches más largas
Serán el silencio
Uno
El mayor
Moverá sus pies
Descalzos y sucios
Duros
Negros
Pensará en todo
Cerrando sus ojos
Llenará los trenes de piedras
Pequeñas como sus manos
El ruido del tren
Le correrá por los huesos
Temblará en su pecho
Golpeará su alma
En un lamento inexplicable y
Correrá
Correrá
Correrá
Cruzará avenidas
A las tres de la mañana
Correrá
Doblará esquinas velozmente
Como un animal
Esquivará las balas
Respirará como un perro
Correrá
Volará
Cerrará los puños
Apretándolos hasta sangrar
Trabará la mandíbula
Correrá
Mirará el cielo en la noche
Las estrellas que se mezclan
Al choque de sus pasos
Volará
Correrá
Le dirá algunas
Palabras a su Dios
Le dirá que lo mire
Le dirá aquí estoy
Tengo las patas
Como un látigo
Tengo la fuerza
De un león.

Isidro Frescino
(Cañuelas)




EL HUÉRFANO

¡Ya cae la noche Padre
Tan fría y tan silenciosa
Como está la blanca losa
Donde reposa mi Madre!
Todo en rededor se abre
Como un abismo traidor
Que a manera de ciclón
Mis ilusiones se lleva
Y con ahínco lacera
Mi sangrante corazón.

¿Dónde esconder mi amargura
que llegarte no te pueda…?
¡Si cada palabra lleva
de mis labios la tortura!
¡Hoy que siento la locura
de haber perdido a mi Madre
es una herida que se abre
y que ocultar ya no puedo!
¡Es como nacer de nuevo
sin el amor de los Padres…!

¿Dónde buscar el consuelo
que calmar pueda mi pena
que más que amargura lleva
mi corazón el desvelo?
¡Dónde buscar el anhelo
que colmar pueda mis sueños
si el dolor se ha hecho dueño
de mis mejores deseos,
y hoy que a mi Madre yo velo
velo también a mis sueños!

¡No te amargues Padre mío
porque me sienta tan solo!
¡Si es que a cada instante lloro
es porque ya siento el frío
del calor que no percibo…!
¿Cómo quieres que no llore…?
¿Cómo quieres que no añore
lo feliz que antes yo he sido?
¡Si hoy al haberla perdido
siento que solo me ahogo…!

¡Es que la Madre lo es todo
en este mundo tan chico!
¡No hay dinero de hombre rico
que comprar pueda el tesoro
de este amor que hoy valoro,
porque al haberlo perdido
me reprocho el no haber sido
un hijo condescendiente
que apretara entre sus dientes
el rezongo mal querido…!

¡Y hoy que te llamo y te imploro
Madre de mi alma querida
quisiera darte mi vida
para escucharte tan solo!
¡Y decirte que te adoro!
¡Y que sufro ya tu ausencia!
¡Y que odio a mi existencia
porque sobrevivió a la tuya!
¡No me quites hoy tu ayuda
que perdí sin tu presencia!

Margarita Dimartino de Paoli
(General Alvear- Provincia de Buenos Aires)

Nos escribió Margarita por mail: “ESTA POESÍA ‘EL HUÉRFANO’ LA ESCRIBÍ CUANDO TENÍA 16 AÑOS, PENSANDO CUÁL SERÍA MI SUFRIMIENTO SI PERDIERA A MI MADRE...QUE SENTIRÍA EN ÉSE MOMENTO...Y EN ESTOS VERSOS, ESTÁ LO QUE YO SUFRÍ... IMAGINÁNDOME MIENTRAS LLORABA TERRIBLEMENTE, TAN TRISTE PERDIDA".



NAVEGANTES

Imaginarios navegantes vamos
en nave sin timón, que a la deriva
el mar del tiempo va surcando.
Va por ruta que el destino hubo trazado
deleitándonos por floridas primaveras
o por gélidos inviernos lacerados.

Benignos vientos impulsan nuestra nave
o crueles borrascas nos agobian.
Deambulamos, inermes criaturas,
sin remos ni lunas en las noches.
¿Nacerá un mañana venturoso ?...
¡Incierta es la suerte que nos guía!

Inexorable será el fin de la aventura
con derrotas y victorias ya vividas.
Con alegrías y penas derramadas
que en forma de risas y de llantos,
una estela dejarán tras nuestro paso
esfumándose en la faz del universo.

Capitán sin mando en el navío
mas, la bitácora yace escrita y arrumbada
en ilusoria arca y desván abandonado
o en viviente existencia , sin olvido,
con la mirada del recuerdo releída
por quienes en la vida cobijamos.

Víctor Fernández Cendón
(Cañuelas)




UN SUEÑO...SÓLO UN SUEÑO

Hablar contigo, es sentirse amado…
Soñar contigo, es sentirse amante…
Estar contigo…
Estar contigo es conocer el Cielo


Sólo frente al mar…
Mi corazón,
Me dice que es la hora señalada

Mi ansioso corazón palpita.
Los segundos son interminables
El silencio…
Aumenta la tensión.

Sé que será aquí y ahora
Que sucederá el Milagro.
No hay barcos navegando
Ni faros encendidos.
El viento ya no sopla.
La arena está aplacada.

Las estrellas no brillan…
Sólo la Luna,
Ella…
Sólo ella está.

En la oscuridad callada
Oigo las ruedas del reloj.
Mi corazón me dice
Que es la hora señalada.

El calmo mar dormita
Su quietud misteriosa.
Sólo sabrá Dios
Si un día despertará.

La redondez lunar
Perfecta, dibujada
Alienta mis sentidos,
Aumenta mis pasiones.

Mi corazón me dice
Que es la hora señalada.
De pronto…sí…de pronto
La luz desaparece.
Gotas de agua salada
Se escuchan bailotear.

En la oscuridad profunda…
Se encienden dos luceros
Que enceguecen mi vista.

Escucho una poesía.
Me siento sin aliento
Inmóvil, aturdido
Sin saber qué pasa.

Mi corazón me dice
Es la hora señalada.

El mar…Abrió una puerta
Por donde Tú saliste.
Una silueta de Virgen
Que aún no puedo ver.

Se descubre la Luna…
Ilumina de nuevo…
Y al fin yo puedo verte!

Es el Milagro esperado.
Es el Milagro de Dios.

Veo tu cuerpo desnudo
Que imaginé perfecto.
Tu rostro, tus cabellos,
Tu imagen de mujer.

Mi corazón ya late
Más intenso que nunca.
Te cubro con mi cuerpo…
Te abrigo con mi Ser.

Tú dejas que te ame
Te entregas…te estremeces.
No hablas…sólo esperas
Quién sabe qué.

Te miro… te acaricio
Te respiro. Y huelo…
Tu aroma de perfumes
Creados para ti.

Te respiro…
me inquietan
La noche…y el Milagro,
Tus luceros y el mar.

Y te beso, y te amo
Y te amo y te beso.
Y tú, dulce chiquilla!
Aguardas sin hablar.

Por fin…
También despiertas…
Y me besas y me amas.
Y me amas y besas.
Me abres el corazón.
El mío, ya no late
El milagro ocurrió.

Y muero de alegría
De amor…
De desencanto…

Cuando mis ojos se abren…El sueño…
El sueño terminó.

Eduardo Américo Fernández
(Cañuelas)




AQUELLA MUJER

Por las calles
Camina bella
¡Mujer!
Su cuerpo
¡Perfuma!
Mezcla fragancia
La mirada, domina
Transparente – atrevida
¡Mujer!
¿Sus labios provocan?
Por robar tantos besos
Rosas – Jazmines
¿Sexual?
Su figura una sombra
¿Dónde aquel cantante?
Da ritmo
En aquel piano
Habla a los oídos
La notas musicales
¿Mujer?
Sigue
No se detiene
¡Sus manos!
Tantas cosas
Sabor amante
Madre – amiga
Entre ellos los misteriosos – secretos
La noche – luna
¿Mujer?
Esa mesa servida
Un florero – una rosa...
Aquella vela encendida
Una copa de vino (Brindis)
¿Por aquella Mujer?
Partió en aquel amanecer.

Norma Álvarez
(Cañuelas)



EMBUSTERA

Tu perfume anestesia mi dolor
Dolor que tú misma has causado
El día que te has marchado

Esa risa que me ha cautivado
El día que nos cruzamos
Esa risa brillante como una daga

Daga que has clavado día a día
Y has afilado en mis huesos secos
Y has hincado en mi pecho

Matando todo lo que sentía
Y con el último aliento te pediría
Que no vuelvas a mirarme.

Leonardo Darío Fernández
(Cañuelas)



DE AQUELLO...

De aquello que se deshacía
entre las garras de los sucesos
recorriendo el espesor de su materia
envuelto en el aliento de tu distancia

De aquello que no sometieron los fracasos
hecho de soledades inconclusas
de habitantes callados que conservan
entre sus muecas el motivo de cada cicatriz

De aquello que un día se pobló de esperanzas
para pensarte el motivo de su bandera
cuando oscuros silencios de ocupación
se establecieron en regiones del alma

De aquello que apresurado latía su estación
al abordar el sabor de tu memoria
y derramaba en cada pulsión
la lava que constituía su esencia

De aquello que se volcó en el fondo
de tu lecho con el torrente de su claridad
fecundando el milagro de esa primavera
capaz de revertir la escarcha de los inviernos

De aquello que volvía hasta las huellas de tus manos
para refundar el infinito territorio de la entrega
donde el antes y el después coexistían sin preguntas
y cada escena encarnaba una respuesta

De aquello que con alas investidas de sueños
desembarcó su rumbo gastado
en la inocencia procaz de tus misterios
y desató en tu alma el canto de sus pájaros

De aquello estaba hecho ese hombre
que arribó a tu vida con sus ansías invictas
y las unió a los ecos de tu risa
para saber que aún es posible intentar el amor

07/05/2010

Raúl Ernesto Valobra
(Cañuelas)



POESÍA

Poesía hoy- al nombrarte- quiero
que sepas que te amo!

Que naciste sin presentirte y sabes
que me tienes descalzo en tu escalada...

Te vi aflorar sobre el verde del árbol
con el sol esculpido desde el alba

Te vi crecer mientras mi cuerpo alzaba
su figura enlazada con un ala...

Y un día me dijiste -sin palabras-
que querías parir sobre una página...

Yo te tomé asombrado entre mis manos
que raudas te siguieron -sin hablarme-

Y me asombraste- así- sin que pudiera
sosegar ese ímpetu de andarnos...

Hoy somos- los dos uno-y en tu magia
me desnudo en el blanco que me abarca

A todos los Poetas, en el Día Internacional de la Poesía -21-3-11-
desde mi corazón hecho palabras...

Tomás José Riva
(Cañuelas)




POESÍA SOBREVIVES

Poesía viva
Poesía urgente…
Acaso quieren acallarte?
Acaso quieren ignorarte?

Poesía sobrevives ante el verso
Ante el lienzo escrito
Y el universo…

Arremetes sin censura
Te alistas presurosa
Preparando el instrumento
LA PALABRA, Tu herramienta,
este lápiz El obrero…
y yo POETA
Instrumento hecho sentimiento
Para trascender tus versos

Poesía no estás dormida!
Lo sé…
te han herido!
Lo sé…
Te han matado?…
(Jamás podrán)
Pues sobrevives, SÍ!
en los más recónditos lugares
y ha pesar del tiempo.

Te citan, te nombran
Te invocan dando ejemplos
Pues tú POESIA
Con rima, narrativa,
Con vocablos y mil versos
Eres, PASIÓN, ANHELO
AMOR, DOLOR, DESVELO

Eres todo y más…
Eres revelación, misterio
Eres transparente y soberana
En los mares y desiertos.

Poesía Tú,
Poesía Yo
Y tantos miles POESÍA son!
Lo serán…
Poesía sobrevives
Y lo celebro.

Claudia Andrea Colombo (Cañuelas)

De “Desde mi propia esencia”, inédito.




POESÍA I

La poesía es beso que explota adentro
celebración de no interpretar
en silencio el fuego que quema
si no los labios todo el órgano
que ha diez siglos domina la razón

purulento, de voces flacas y mecánicas;
allí crece un bosque de nuevos seres
al que debemos pedir permiso
o la pena de morir en ropas viejas

La poesía es de nuevo el arca
que decidirá los entes que sobrevivan
cuando crezca el desierto
la crisis de los sistemas y aún más:
su flagelación
en últimos incendios de la mente

La caída y su ley,
naturaleza que los sentidos
por única vez comprobarán
si es amor u oscuridad infinita

Enero 2011

Juan Manuel Rizzi
(Cañuelas)




Acá va mi poema, la foto representa el lugar por donde transitan mis sueños, no lleva título mi poema. A la foto le podés poner el epígrafe: "Por donde transitan mis sueños..."

y / si no hubiera / mañana
qué soledad / la de los sueños

vagarían / los sueños por cumplir
el ala rota / para abrazar
otros sueños / a completar
par de alas a / dejarse cumplir
por otro soñador sin / pertenencia

blanconíveo esqueleto / blanquean
luz de estrellas / por el espacio
infinito / de la nada / los sueños

los sueños tienen / propia carnadura
por si hubiera un mañana

Susana Frasseren

Estoy con mi nieto Manu, está enfermito, así que me quedo en el lugar por el que transitan mis sueños
Un abrazo
Susana

21 de marzo, Cañuelas.



NIÑO

Duerme mi niño tu sueño
que el viento suave del campo
acaricia tus cabellos y susurra un bello canto.
Duerme junto a las estrellas, que no veremos ninguna,
pues también duerme en los cielos la luna.
Yo velaré tu sueño junto a la pequeña cuna,
mientras los ángeles juegan,
y danzan las nubes entre la penumbra.

Haydée de Uribe



[Categoría Menores]:




Pamela Belén Gómez -10 años-
(Cañuelas)



EN CARNE VIVA

Pies desgastados,
Ojos que no se cansan de mirar,
Manos que tocan la vida que le queda.

Sus pisadas eran un río de historia,
Una fuente de recuerdos
Huellas dejadas en el alba, cada amanecer,
Cada día que llegaba a un extremo
De los pedacitos de lontananza recortados,
Por los que había viajado.

Las cuadras del mundo que él había recorrido
Eran tantas, tantas,
Que cada paso se asemejaba al universo.

Sentado en el horizonte,
Se sentía sin murallas que lo protegieran o lo cubrieran,
Pensando en todas las estancias que había atravesado,
Todos los caminos que había recorrido.
Toda la vida que se había evaporado.

Cada hora que pasaba,
Lo acercaba un poco más a su esencia
Despellejándolo, haciéndole tantear, de vez en cuando,
Su piel.
En carne viva.

Giuliana Camarda -12 años-
(Monte Grande)


(A la brevedad, subiremos los dibujos y poemas de los chicos de la Escuela Nº 8 de Cañuelas.)

No hay comentarios: